beatrizdeguardo.jimdo.com


INTROSPECCION

lunes, 7 de junio de 2010

HACIENDO GUARDIA AL VIENTO......


Otra vez sentada en la misma mesa, en el Villamar….
con mi botella verde…
Una nueva cosecha, culines de mar cantábrico
Impregnando el paladar de sabor a tierra asturiana
mi tierra….
Refugio de mis horas bajas, remanso de silencios buscados

Verde cobijo de húmedas memorias…
Recuerdos de trenzas largas, sueños dorados
Virginidades mentales que no volveré a catar.

Es un apego innato..un saber sin saber por qué
Regreso una y otra vez a las mismas calellas,
Al pico para ver el Castro
Y observo las gaviotas, otras nuevas….
haciendo guardia al viento…..

HASTA ENTONCES

No pararé de remover
entre los escombros
hasta que te encuentre....

No son....todavía no llegó.

Me levanto a una hora prudencial
Tenía pensado ir a la playa….
Una calita pequeña cerca de Sonabia
El sonido del mar, me atrae al interior…
A la soledad que habito, amplia toda ella
En forma y extensión….
Plagada de recuerdos, sensaciones y un vacío infinito de él….
Que no sé quien es pero me arrastra a los confines del infierno
Una y otra vez…..
Escondiéndose, disfrazándose en otros….
Que no son.

Varada.......


Desde el otro extremo de la ría,
contemplo como se asoma una minúscula  esquina del ático….
¿Cómo estará el jazmín, la buganvilla?....
Abandonadas al viento que le sople a él en la cabeza…
Desvencijado cajón de dos habitaciones
ordenado en la desesperación de hallar un equilibrio que
una semana tras otra , se esconde bajo el polvo
y las manchas negras de la cocina…
Resquicios de desidia….

En Olabiaga, recorriendo el paseo
no dejo de pensar, de mirar al otro lado.
Recuerdo aquellas noches de verano
con velas encendidas, camuflados tras el brezo
haciéndonos caricias…
Nuestra música oscura, lágrimas de fondo
entendiendo nuestros mundos
fusionándonos en uno….
Conociéndonos siempre, queriéndonos todo
Amando el instante y el futuro lejano
teñido por la gris dulzura del amor anciano
bebiéndose a sorbos, todavía sin estar saciado….

¿Dónde quedó aquel instante perpetuo mientras duró?

Y prosigo paseando hacia el puente de Euskalduna…
alejándome de esa visión,
un sueño roto por la realidad…..
Llegué a puerto de Bibao, pensé que llegué a puerto….
me quedé varada.