beatrizdeguardo.jimdo.com


INTROSPECCION

viernes, 29 de julio de 2011

CRUZANDO EL PUENTE

Apartó la sábana que cubría sus sueños
caminó desnudo por el jardin de los recuerdos
alejando los miedos del camino
Con paso firme cruzó los laberintos ponzoñosos
forjados por su mente durante tanto tiempo....

Y con un alegre ademán, al visualizar la catarata
que tenía frente a sí, saludó a su sombra
despidiéndose....
Corrió sin mirar atrás lanzándose al vacío
de las aguas cristalinas, rumbo a su libertad
sabiéndose límpio y ligero,
cruzando el puente al infinito.

2 comentarios:

Salomon Blond dijo...

Muy bonito, sí señor. Veo que vuelve a tenderse el puente entre tu corazón y tu cerebro. ¡Se restablece poco a poco la conexión! ¡Ole, ole!

ESENCIA dijo...

Espero que ese punente nunca se rompa ja ja ja ja