beatrizdeguardo.jimdo.com


INTROSPECCION

lunes, 6 de mayo de 2013

OZ EXISTE


Me recuerdo pegada a la tele, cuando el reino de Oz existía… hablaban los espantapájaros, tenían miedo los leones y la hojalata oxidada bailaba sin perder el ritmo.
Hay que ser valiente para ser un niño, decidido para explorar el mundo y olvidarse de casi todo lo aprendido para crecer…
Hay que recordar tan solo un poco, lo curioso que era todo debajo de una mesa, lo aburrido que era el tic tac del reloj en la hora de la siesta y salir al mundo, ya eso sí,  con la templanza del que ha vivido, recordado y olvidado, con los espolones ganados a pulso, recortados y la curiosidad renovada.
¿No es acaso el mismo sol el que nos calienta? ¿las mismas olas, el mismo olor a hierba fresca?
¿Por qué dejar que los sueños que teníamos se difuminen como si  fueran parte de algo ridículo? ¿Por qué dejar que las personas vacías de luz nos aplasten la ilusión…?
Es quizás difícil deshacerse de los apegos….producidos por el miedo, ese que paraliza al hombre, que nos esclaviza consiguiendo que vayamos unos detrás de otros por la misma senda, como ovejas al matadero….
Pero cuando se reúne el valor…aprendemos a decir no, vemos nuestra fuerza emerger y entonces somos Dioses, con capacidades incalculables, mágicas y todo lo que nos rodea se torna afable y receptivo, devolviéndonos la gran sonrisa que regalamos multiplicada hasta el infinito.
Nadie dijo que ser feliz fuera gratis…. es muy duro darse cuenta de tamaña simpleza, pero se puede…. no es una quimera.
Eliminando el deseo constante, tomando lo que cada día nos ofrece sin más expectativas que degustarlo, dando valor a lo que en realidad lo tiene,  el vacío desaparece y nace una libertad que va mucho más allá de las fronteras de nuestro pensamiento.