beatrizdeguardo.jimdo.com


INTROSPECCION

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Ahí quedaron


Ahí quedaron en la orilla


las robustas maromas

que me anclaban a un puerto



Cuerdas que impedían

zozobrar a mi barco



Con el alma desgastada ya

de soportar tantos vientos

tempestades…



Ahí quedaron sí….



Solo tengo el timón

de la cordura

una tela rasgada

que hace de vela

y un faro en la proa

iluminando los mares que corta

mientras avanzo….

sin mapas ni estrellas.
Safe Creative #1011057772207

2 comentarios:

Julio dijo...

"Sólo tengo el timón
de la cordura..."

Se desprende de tu pesimista poema un aroma de lucha y resistencia que te hace avanzar por el proceloso mar de la vida como Odiseo en busca de su Ítaca. Me ha encantado la frescura de estos versos.
Salud.

Julio

ESENCIA dijo...

Gracias Julio por tu opinión pues me motiva a seguir escribiendo, espero poder seguir contando con tus comentarios.
Yo no diría pesimismo...quizás es una pura realidad que hay que afrontar tal cual.